5411 4567-6767

Artículos de Interés

8 Sep 2016

Hay secretos de familia

Hay secretos, característicasretos, caracter, costumbres y hábitos que son comunes entre las mujeres de cada familia.

Te proponemos:

“Que cuidar diariamente la piel en tu familia, también forme parte de esos hábitos en común”.

Primeros cuidados:

El cuidado de la piel es primordial desde la infancia, durante ese período nos limitamos a utilizar una adecuada protección solar  y  oleos calcáreos.

Entrando en la adolescencia, con ella llegan distintos cambios en el organismo y estos se ven reflejados en la apariencia y la salud de la piel. Es entonces cuando las adolescentes deberían iniciar rutinas para prevenir y/o tratar las alteraciones cutáneas  indeseadas, propias en esta etapa de la vida.

Antiaging:

Superada la edad de la adolescencia,  las alteraciones de la piel son diferentes pero no por eso, menos importantes de  prevenir y/o tratar. Evitar que comience a notarse el paso del tiempo, con manifestaciones como arruguitas, marcadas líneas de expresión o manchas provocadas por la exposición solar. Son la premisa a tener en cuenta.

Reparador:

Aunque el paso de los años haya dejado su huella, para la mujer madura de hoy tratar de mejorar el aspecto y la salud de la piel es común. Emparejar el color, mejorar el tono muscular, la elasticidad, la textura y disminuir la profundidad de las arrugas.  Todas estas  alteraciones son tratables y de resultados satisfactorios.

 

Protocolo primeros cuidados: (Realizarlo por la mañana y por la noche en rostro cuello y escote).

Leche de limpieza para piel sensible. (Retirar con esponja o algodón humedecido en agua).

Gel exfoliante facial (una sola vez un día a la semana)

Loción refrescante. (Después de la higiene, pre y post maquillaje y cada vez que sienta la piel deshidratada)

Loción antibacterial (en forma puntual sobre alguna pápula (grano).

Gel antioxidante con Vitamina “C” y “E”.

Gel aterciopelado de seda (En la mañana y como pre maquillaje).

 

Protocolo Antiaging: (Realizarlo por la mañana y por la noche en rostro, cuello y escote).

Leche de limpieza para piel sensible. (Retirar con esponja o algodón humedecido en agua).

Gel exfoliante facial (una sola vez un día a la semana).

Loción refrescante. (Después de la higiene, pre y post maquillaje y cada vez que sienta la piel deshidratada)

Gel antioxidante con Vitamina “C” y “E”. (En todo el rostro, respetando zona de párpados).

Miodermic Plus. (En pápados).

Miodermic  (En Arrugillas y líneas de expresión).

Hexaderm (En todo el rostro).

 

Protocolo Reparador: (Realizarlo por la mañana y por la noche en rostro, cuello y escote)

Leche de limpieza para piel sensible. (Retirar con esponja o algodón humedecido en agua).

Gel exfoliante facial (una sola vez un día a la semana).

Loción refrescante. (Después de la higiene, pre y post maquillaje y cada vez que sienta la piel deshidratada).

Miodermic Plus. (En pápados).

Miodermic  (En Arrugillas y líneas de expresión).

Crema Humecto Nutritiva (En todo el rostro)

(La inclusión dentro del protocolo del Gel antioxidante con vitaminas “C” y “E”. dependerá de la existencia de manchas  y del Hexaderm a  la pérdida de la función barrera por la disminución de las secreciones que forman la emulsión epicutánea, que contribuye a profundizar las arrugas y vuelve más vulnerable frente  a los cambios a la piel.  En los dos últimos protocolos el Gel aterciopelado de seda puede agregarse para dar un plus de tersura y un efecto flash anti fatiga).