5411 4567-6767

Artículos de Interés

7 Dic 2016

Los cuidados de la piel después del sol

Durante el verano, la piel estuvo expuesta al sol, la arena, el agua y el viento. Por eso, los signos que ahora muestra son sequedad, deshidratación, opacadas, se ve deslucida, áspera, manchada o con pigmentación irregular y arrugas finas. El otoño es el momento ideal para tratar todos estos problemas.

Cuidados básicos: La limpieza adecuada y la  hidratación con cremas humectantes y  nutritivas, según cada tipo de piel,  son primordiales para la recuperación.

Las propiedades que tienen que tener los productos son:

-Vitaminas A, E o C: actúan como antioxidantes al estimular la funcionalidad de las células y mejorar la calidad de la piel, regenerándola.

-Colágeno y elastina: mejoran la turgencia y la elasticidad de la piel.

Equisetum o cola de caballo que es mineralizante

-Vaselina y lípidos: protegen a la piel de la evaporación del agua al formar una barrera protectora que evita la pérdida de los factores humectantes naturales.

-Principios activos derivados del Aloe Vera: son descongestivos y disminuyen los signos de la piel enrojecida.

– Tilo y manzanilla: aportan una sensación de frescura, calmante, descongestiva.

Para elegir la crema adecuada hay que considerar el tipo de piel y la edad. Las formulaciones humectantes y ligeras son para las pieles jóvenes; las cremas que contienen componentes nutritivos para las pieles maduras y los geles son ideales para las grasas.